Ventilación Mecánica Controlada

Instaladores de Ventilación Mecánica Controlada en Zaragoza

La Ventilación Mecánica Controlada (VMC) es un sistema que se encarga de renovar de forma permanente y automática el aire de tu vivienda. Esto garantiza la máxima calidad del aire interior, todo ello con un consumo energético muy bajo.

confort
Confort

Es la opción más segura y avanzada, permitiendo regular la renovación de aire en su totalidad.

Ventilación Mecánica Controlada 1
Salud

El aire entra filtrado y es de máxima calidad. Evita la proliferación de bacterias, moho y ácaros de polvo que provocan problemas de salud.  

ahorro
Eficiencia

Es el sistema de mayor eficiencia energética. Una ventana abierta duplica la demanda de calefacción de una habitación.

unidad exterior aerotermia
Normativa

El Código Técnico de la Edificación (CTE) dice que todo edificio de nueva construcción ha de contar con un sistema de ventilación  mecánico.

Trabajamos con las mejores marcas en VMC

¿Como funciona?

El sistema de ventilación mecánica controlada funciona con un ventilador extractor. Atrae el aire del exterior al interior y un impulsor que se encarga de sacar el aire viciado lo expulsa.  En el recuperador de calor se produce un intercambio de calor entre el aire más caliente y el más frío, sin llegar a mezclarse; gracias a ello se consigue recuperar un porcentaje muy elevado de la energía usada para la climatización del aire de la vivienda.  Es un sistema compuesto por una caja extractora central y pequeños extractores y rejillas para las estancias de cocina, baños… Además, el aire entrante es filtrado para evitar la entrada de bacterias y olores.

Existen diferentes tipos de vmc, pero el más completo y eficiente, perfecto para ahorrar energía, es el sistema de ventilación mecánica controlada de doble flujo. El aire viciado se extrae por las zonas húmedas, como son la cocina y los baños, mientras el aire limpio entra y se filtra calentándolo o enfriándolo para adaptarse a la temperatura del interior de la vivienda.

Ventilación Mecánica Controlada de Doble Flujo

Gracias a la mejora de los aislamientos junto con la tecnología de la ventilación mecánica controlada conseguimos un aprovechamiento energético casi total.

Tanto la entrada de aire como la extracción, se realizan de forma mecánica con ventiladores. Gracias a este sistema, en invierno es posible calentar el aire que entra en la vivienda, y en verano enfriarlo. De esta manera se evita el uso de sistemas de climatización.

El sistema de ventilación mecánica controlada de doble flujo extrae el aire viciado del interior y lo renueva por aire nuevo del exterior. Consigue impulsar el aire nuevo a una temperatura cercana a la temperatura del interior, permitiendo de esta forma un ahorro energético óptimo, ya sea en verano como en invierno, mejorando el confort y bienestar de las estancias.

Es muy importante contar con una buena unidad de recuperador de calor para su buen funcionamiento. Conectados a esta unidad, están los flujos de extracción y de impulsión, por donde transcurre el aire para su extracción y renovación correspondiente.

Durante el funcionamiento de este sistema de ventilación, se produce un intercambio de calor entre el aire más cálido y el aire más frío, cruzándose sin que exista una mezcla entre los aires de distinta temperatura y consiguiendo recuperar un gran porcentaje de energía usada para la climatización del aire del interior, el cual de la otra forma se derrocharía.

¿Necesita más información?