Sistemas de Ventilación para Viviendas

Es muy importante que elijamos correctamente los sistemas de ventilación para viviendas. La calidad del aire que respiramos incide de manera directa y significativa en nuestra calidad de vida, siendo la el principal causante de muchas enfermedades respiratorias que afectan a nuestra salud.

ELEGIR LOS SISTEMAS DE VENTILACIÓN PARA VIVIENDAS

Antes de empezar a hablar más técnicamente sobre los sistemas de ventilación para viviendas, vamos a aclarar algunos conceptos para entender qué es ventilar.

La acción de ventilar es la técnica por la cual se cambia el aire interior viciado de la vivienda (debido a agentes contaminantes, humedad, temperatura) por aire exterior en mejores condiciones. Esto puede ocurrir de forma natural por acción del viento o de forma mecánica utilizando ventiladores.

En el post de hoy vamos a centrarnos en la ventilación mecánica controlada tanto de simple flujo como de doble flujo.

¿Por qué es importante ventilar la vivienda?

Existen multitud de razones por las que es importante ventilar tu vivienda, pero vamos a detallar las tres más importantes:

  • Salud: una vivienda con una mala ventilación hace que el aire sea pobre de oxígeno y tenga un exceso de CO2. Este ayuda a la proliferación de hongos y bacterias que pueden provocar problemas graves de salud.
  • Confort: el principal objetivo de la ventilación es proveer de una calidad de aire interior que ayude a proporcionar un confort térmico en la vivienda.
  • Eficiencia energética: los sistemas de ventilación funcionan de forma controlada por demanda del usuario.

Además debemos añadir una cuarta razón. Actualmente es obligatorio que las viviendas cuenten con un sistema de ventilación controlada conforme a la normativa vigente (CTE y RITE)

Opciones de Ventilación Mecánica Controlada (VMC)

A día de hoy, están permitidas dos opciones de sistemas de ventilación: una híbrida con admisión de aire de forma natural en la vivienda y extracción mecánica y una segunda mediante admisión y extracción controlada mecánicamente.

  1. La primera opción es la mínima para cumplir con la normativa. Pero energéticamente es nefasta. La aportación del aire se realiza de forma natural por el sistema de extracción, pero no filtra los olores, polvo, y otros agentes contaminantes.
  2. El CTE te indica que el sistema de extracción debe estar funcionando permanentemente y marca unos caudales de extracción para cada cuarto o habitación de la vivienda. Desde el baño, cocina, lavaderos…
  3. En el caso de los sistemas de simple flujo, simplemente nos tendremos que fijar en los caudales indicados para locales húmedos.
  4. Por último, la otra opción implica realizar de forma mecánica controlada tanto la admisión de aire en los cuartos secos como la extracción en cuartos húmedos a través de un motor.
sistemas de ventilación para viviendas

Elementos de un sistema de ventilación mecánica controlada de doble flujo

A continuación vamos a explicar brevemente la función de los elementos básicos de un sistema de ventilación mecánica controlada de doble flujo.

Desde la calle hasta el interior de los cuartos de la vivienda nos encontramos con:

  • Terminal de extracción a la calle por cubierta
  • Terminal de admisión desde la calle por cubierta o fachada
  • Conductos de entrada y salida de aire
  • Recuperador de calor

Es un motor que introduce y extrae aire haciéndolo pasar por un intercambiador y unos filtros para garantizar que perdemos la menor cantidad de energía térmica de la vivienda y que eliminamos contaminantes.

Como todo motor, debe cumplir la Directiva Ecodesign 2009/125/EC (Directiva ErP). Por tanto, deben disponer de control para adaptar su régimen a diferentes velocidades.

Estos recuperadores disponen de unos filtros que deberán quedar registrables en todo momento para su limpieza y mantenimiento.

Cada día más las viviendas son más herméticas por lo que dejamos de escuchar los ruidos de la calle, pero si los del interior de la vivienda. Es por esto que la potencia sonora del recuperador es una variable esencial a la hora de comparar y seleccionar el recuperador de calor. A menor SFP, mayor eficiencia del motor y mejor calificación de la vivienda.

Deberemos seleccionar el recuperador de calor según el caudal necesario en nuestra vivienda que habremos calculado previamente de forma que equilibremos el caudal de admisión con el de extracción.

Es fundamental que al menos disponga de sensor de humedad en el mismo para modular en función de las variaciones que percibe al abrir un grifo, cocinar, etc. Si queremos un mayor control de lo que sucede dentro de la vivienda podemos incluir sensores de CO2 para controlar las zonas secas y húmedas marcando un nivel de umbral para avisar.

  • Silenciadores

Son indispensables para atenuar el sonido que emite el recuperador

  • Colector de admisión/extracción

Es un elemento fundamental para romper el sonido y no transmitirlo de una habitación a otra al hacer la distribución.

En los conectores del colector a los tubos que van a cada habitación se colocan los reguladores de caudal que veremos en el siguiente punto.

  • Reguladores de caudal

Permiten equilibrar el sistema en función del caudal aportado o extraído a cada estancia y de la distancia desde el colector a la boca. Este sencillo elemento te permite equilibrar el sistema para siempre además de evitar el ruido que se produce.

  • Conductos de admisión/extracción

Es muy importante utilizar materiales no nocivos para la salud por el que discurre el aire que acabará en nuestros pulmones.

  • Bocas de impulsión/extracción

Elementos terminales en las estancias

  • Control

Este control te permite aumentar a voluntad el caudal, utilizar programas de vacaciones/fiesta, realizar free cooling nocturno en la vivienda, etc.

También te puede interesar: “¿Por qué Elegir Aire Acondicionado por Conductos?” y “¿Qué es la ventilación forzada? ¿Cómo funciona?