Índice

Cuando se acercan los meses primaverales, y empieza a haber días de calor, nos planteamos la posibilidad de climatizar nuestras viviendas, y prepararlas para el calor primaveral, y, más aún si cabe, para las altas temperaturas veraniegas. En este artículo vamos a hablar de por qué elegir el aire acondicionado por conductos, cuáles son sus ventajas, sus beneficios, cómo funciona…

aire acondicionado por conductos

AIRE ACONDICIONADO POR CONDUCTOS PARA TU VIVIENDA

El aire acondicionado por conductos es, actualmente, la técnica más extendida en el mundo de la climatización. Está recomendado tanto para nueva construcción como para reformas, y consiste en un sistema centralizado de distribución del aire a través de conductos situados en el falso techo, por lo que a nivel decorativo es muy poco invasivo, ya que la instalación de los conductos queda totalmente integrada en la vivienda o el local sin tener ningún aparato a la vista.

Con la instalación de un aire acondicionado por conductos podremos zonificar la vivienda o el local, lo que nos permitirá regular la temperatura y el flujo de aire para cada estancia.

En este tipo de instalación zonificada, además del sistema de conductos, pondremos un termostato en cada habitación o zona que comunicara son su rejilla motorizada. En cuanto se alcanza la temperatura deseada, la rejilla se cierra impidiendo el paso del aire, de manera que no se sobre enfría la habitación. Es por ello, que podemos afirmar que un aire acondicionado por conductos nos garantiza mayor confort (sólo llega a la temperatura deseada) y ahorro energético (se apaga o cierra sus conductos al alcanzarla).

Además, podrá haber dos tipos de control del sistema: uno general, que controlará la totalidad de la vivienda o local, y otro por zona, que contralará cada uno de los espacios.

Hay estudios que garantizan que, un sistema de aire acondicionado por conductos supone un ahorro del 50% de la energía anual frente a otro tipo de sistemas.

A nivel estético la instalación de un aire acondicionado por conductos nos permitirá que no se vea prácticamente nada relacionado con el sistema, salvo las rejillas, que además pueden ser de muchos modelos e incluso pueden ser pintadas en el color o colores deseados.

Hoy en día, la práctica totalidad de la obra nueva lleva, como mínimo, la preinstalación de los conductos, por lo que la instalación del sistema de aire acondicionado sería tan sencilla como poner una máquina, que suele situarse en el falso techo de uno de los baños, y otra en una terraza.

Para concluir, debemos de resaltar que para que un sistema de aire acondicionado por conductos sea realmente eficiente, y, por tanto, aprovechar de manera efectiva una de sus grandes ventajas frente a otros sistemas de climatización, será de vital importancia el correcto aislamiento y hermetismo en la red de conductos, de forma que no haya pérdida innecesaria de energía, garantizando el confort térmico óptimo para el usuario ahorrando energía, y con ello, dinero. De hecho, desde 2015, por normativa, todo sistema de aire acondicionado por conductos deberá de estar etiquetado con su factor de eficiencia energética estaciona, coeficiente que se calcula teniendo en cuenta factores como el consumo del equipo a pleno rendimiento y cuanto está apagado o en pausa.

También te puede interesar: «Mejores calderas de gama media» y «¿Qué es la ventilación forzada?«

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
¿En qué podemos ayudarle?