¿Qué es la Ventilación Mecánica Controlada? ¿Cómo Funciona?

Hoy os traemos en este post toda la información que necesitáis saber sobre la ventilación mecánica controlada. Los sistemas mecánicos de renovación de aire son una de las mejores soluciones para afrontar el cambio energético. Además de para garantizar nuestro buen estado de salud en el interior de los edificios. 

Ventilación mecánica controlada o VMC

La ventilación mecánica controlada es aquella en la que a través de un ventilador se genera el movimiento del aire de entrada y salida de una vivienda.
Es el mejor sistema de ventilación ya que asegura una renovación del aire constante. Además al hacerlo todo él, se garantiza que entra la misma cantidad de aire que la que se saca. De esta manera se evitan molestias debido a un cambio de presión.

¿Cómo funciona el sistema de ventilación mecánica?

Es un dispositivo integrado en el interior de un inmueble que funciona con una central de ventilación.
La entrada del aire o admisión se produce mecánicamente mediante el uso de un ventilador. La distribución de ese aire se canaliza a través de conductos. Y por último, se extrae el aire del interior de la cocina y el baño a través de unos conductos o rejillas para expulsarlo fuera y así garantizar la calidad del mismo.

¿Qué tipos hay?

Dentro de la ventilación mecánica controlada hay dos tipos:
Flujo simple: se extrae el aire cargado por unos conductos e introduce el aire limpio
desde el exterior por las entradas autorregulables o higrorregulables de las ventanas.
De doble flujo: el sistema más recomendado para ahorrar energía. El aire cargado se extrae por las zonas más húmedas y se introduce aire limpio del exterior, el cual es calentado o enfriado para adecuarse a la temperatura del interior de la vivienda.
Desde Irtesc trabajamos con la marca Wolf. Con sus sistemas de ventilación CWL, te permite renovar y filtrar el aire manteniendo el calor que ya hay en el ambiente. Es su principal ventaja, ya que puedes ventilar tu vivienda sin necesidad de abrir las ventanas, asegurando el confort de los inquilinos.

ventilación mecánica controlada

Debido a la conservación del calor y el frescor en el interior de la vivienda, el consumo de energía empleada en la calefacción, refrigeración y otros sistemas se ve reducida. Haciendo un entorno sostenible y agradable, contribuyendo con las exigencias del Código Técnico de Edificación (CTE).

Como explicábamos anteriormente, con esta tecnología se conserva hasta el 95% del calor ambiental. Renueva el aire, eliminando el polvo, polen, moho y el exceso de humedad.

Si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja un comentario