Geotermia

¿En qué consiste la Geotermia?

La geotermia es un sistema de calefacción / refrigeración que utiliza la gran inercia térmica de la tierra, mediante la tecnología de bomba de calor.

La energía geotérmica se obtiene del interior del subsuelo. Se retroalimenta gracias a la acción del sol, la lluvia y el calor interno que proviene de la propia tierra. Gracias a distintos mecanismos de captación, esta energía pasa a la superficie. Esta fuente renovable constituye una de las más eficientes, estando disponible durante todos los meses del año.

Energía Geotérmica

geotermia

¿Cómo se obtiene la energía geotérmica?

Mediante la actuación de las bombas de calor, se capta la temperatura del subsuelo. Absorben y ceden esta energía al terreno en cuestión, lo que otorga la posibilidad de obtener calefacción en invierno, climatización en verano y agua caliente sanitaria durante todo el año.

Empresas de geotermia en todo el mundo se benefician desde hace más de 4 décadas del aprovechamiento de esta energía.

¿Dónde podemos utilizar la geotermia?

Las aplicaciones del sistema de geotermia engloban un abanico muy extenso:

Vivienda

Viviendas y Unifamiliares. Calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria.

Empresas

Edificios, naves industriales, oficinas, pabellones deportivos o gimnasios.

Granjas

Granjas avícolas y porcinas, invernaderos, procesos industriales, psifactorías.

¿Qué ventajas tiene?

1. Gran confort

La geotermia se caracteriza por el gran confort y comodidad que ofrece. Puede activarse la calefacción pulsando tan solo un botón. Se trata de un sistema silencioso y prácticamente imperceptible. Además ofrece calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria. A estas ventajas hemos de añadir la posibilidad de emplearse para free cooling.

2. Alta rentabilidad

Esta fuente de energía está sujeta a numerosas subvenciones. Supone una revalorización del terreno, ya que la vivienda, empresa o granja en cuestión pasa a contar con una fuente de energía propia. Además, no es necesaria la presencia de chimeneas ni de cuartos de calderas propios.

3. Respetuoso con el medio ambiente

Se trata de una energía que no genera polvos ni humos. No requiere de la presencia de un depósito para el almacenamiento del combustible. Sus emisiones de CO2 son mínimas, llegando a reducirlas hasta un 75% con respecto a otros sistemas.

4. Bajo mantenimiento

El mantenimiento de un sistema de geotermia es bastante bajo y los costes de operación son muy reducidos.

 

¿Cómo funciona?

En invierno, el subsuelo está a mayor temperatura que el ambiente exterior. Por ejemplo, si un día frío de invierno la temperatura de la calle es de 0 °C, el subsuelo puede estar perfectamente a 10°C, con lo que tiene un rendimiento superior bombear desde 10 hasta 22°C, que desde 0°C hasta 22°C. El proceso consume menos energía y es más eficiente.

Análogamente, en verano, si la temperatura exterior es de 32°C, el subsuelo puede estar a unos 15°, por lo que para climatizar a 22° la vivienda o la oficina, también resulta más eficiente bombear desde el suelo que desde el ambiente.

Póngase en contacto con nosotros y le informaremos sin ningún tipo de compromiso sobre.